jueves, 30 de julio de 2009

Computadora Central


Historia

Muchos fabricantes producían computadoras centrales en los sesenta y los setenta. En los días de gloria, eran conocidos como IBM y los siete enanitos: Burroughs, Control Data, General Electric, Honeywell, NCR, RCA y Univac. Pero una demanda escasa y la gran competencia provocó una gran temblor en el mercado. RCA fue comprado por Univac y GE también abandonó. Honeywell fue comprado por Bull, Univac se unió a Sperry para formar Sperry/Univac, que más tarde se unió con Burroughs para formar Unisys Corporation en 1986, (conocido como apareamiento de dinosaurios). En 1991, AT&T poseyó durante un breve tiempo NCR.

Las empresas se dieron cuenta de que los servidores basados en diseños de microcomputadoras de menor coste se podían instalar con un coste mucho menor y ofrecer a los usuarios locales un mayor control de sus propios sistemas, y los falsos terminales empleados para conectarse a los sistemas de computadoras centrales fueron reemplazados gradualmente por las computadoras personales. En consecuencia, la demanda cayó en picado y las instalaciones de computadoras centrales se restringieron sobre todo a las instituciones financieras con necesidades de procesamiento de grandes cantidades de datos. Durante un tiempo, existió un consenso dentro de los analistas de la industria de que el mercado de las computadoras centrales estaba terminado, ya que las plataformas de computadoras centrales eran sustituidas por redes de computadoras personales. Esta tendencia terminó en 1990 ya que las empresas encontraron nuevos usos para sus computadoras centrales porque ahora podían ofrecer servidores web con una potencia similar a la de cientos de pequeñas computadoras personales, pero con mucha menos electricidad y costes administrativos.

Otro factor que aumentó en la práctica el uso de computadoras centrales fue el desarrollo del sistema operativo GNU/Linux, que es capaz de ejecutarse en muchos sistemas de computadoras centrales diferentes, directamente o, más frecuentemente, a través de una máquina virtual. Esto permite a las computadoras centrales aprovecharse de la experiencia en programación y de las comunidades del mercado de las computadoras personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada